Tuesday, January 21, 2014

2/17/08 LA MUSICA DIGITAL: UNA REALIDAD QUE LAS DISQUERAS PENSABAN ESTABA LEJOS

Quisiera hablar un poco sobre el negocio de la música. Según la IFPI, el año pasado se vendieron 10% menos cd's que el 2006 en el mundo (un 16% en Estados Unidos). Duro golpe. Pero eso le debe dar el último golpe de conciencia -o golpe mortal- a la industria discográfica, particularmente a las 4 majors (Universal Music, Sony-BMG, Warner Music Group, y EMI).


No quisieron soltar la canasta de los huevos de oro. EL problema, es que los huevos se despertaron, y ya son mas bien pollitos que quieren crecer cada vez mas: negocios paralelos, donde pareciera que el artista es el principal beneficiado. El gran error, es haberse quedado pensando que el CD tendría mas años de vida, que el avance tecnológico todavía estabab por llegar, o que al menos, todavía podían controlarlo. La realidad muestra lo contrario:

La venta de música digital creció el año pasado un 40%, representando actualmente un un 15 por ciento del mercado mundial de música, frente al 11 por ciento de 2006.

Al respecto es importante resaltar uno de los cambios del negocio más complejos para la industria “tradicional”: la descarga de canciones individuales. Sin lugar a dudas, un gran beneficio para el usuario, pero un dolor de cabeza para las disqueras, quien han visto como se ha convertido en el formato digital más popular, creciendo un 53 por ciento el año pasado. Razón de peso para que las disqueras, por ejemplo, estén tratando de cobrarle a Apple un royalty por cada Ipod de MP3 que se venda (Universal ya llegó a un acuerdo Microsoft y su reproductor Zune), nada descabellado si además según las propias palabras de Steve Jobs, en promedio menos del 3% de la música en un Ipod fue vendida a travñes de Itunes (lo que aunque se deja el beneficio de la duda, si tiene cierto tufillo de piratería rondando en el aire).

En Estados Unidos, las ventas por Internet y teléfonos móviles representan ahora un 30 por ciento de los ingresos.

Los cuellos de botella: las descargas ilegales, la protección DRM (Digital Right Management) y el precio a pagar por cada canción.

Respecto de las descargas ilegales, según la IFPI éstas tienen una relación de 20 descargas ilegales por cada descarga legal. Es una batalla difícil de dar, que sinceramente, veo muy difícil de ganar, pero que sin duda hay que hacer algo para ello.

La industria discográfica está pidiendo a los proveedores de conexiones a Internet que se hagan responsables por el intercambio ilegal de archivos, ya sea desconectando a aquellos sitios desde los que frecuentemente se descarga música o previniendo la descarga ilegal de canciones. Sin embargo no me parece que esa sea una salida adecuada.

Hasta ahora, muchos proveedores se han resistido a involucrarse en el asunto, pero tanto en Inglaterra como en Francia hay en este momento la suficiente voluntad política para hacerlo (al respecto, recomiendo este artículo de Enrique Dans).

A mi parecer, tampoco lo es la protección DRM, pues limita el derecho a la copia personal, y la posibilidad de tener la música que se compre en diversos medios. Efectivamente, muy pocas disqueras siguen empeñadas en este sistema; ahora, la diferencia radica en el lugar donde el catálogo sea puesto sin DRM, o el nivel de protección anticopia que se tenga.

Miremos algunos servicios en el entorno digital:

ITUNES: Lanzado en 2003, ahora tiene un catálogo de 5 millones de canciones para la venta, vendiendo en promedio 58 canciones por segundo, y sigue creciendo y sumando mas de 3 billones de canciones vendidas desde sus inicios.
Sin embargo, no tiene asegurado su catálogo de música (Universal no renovó el contrato a largo plazo con Apple), lo que podría ser un potencial riesgo, pero mientras que Apple sea el líder en ventas de música digital (su market share es de mas del 70% de la música digital actualmente) seguramente los tendrá “amarrados”. El precio de las canciones, $.99 centavos de dólar y los cd’s $9.99.

AMAZONMP3: Lanzado en septiembre de 2007, ha sido la salida perfecta para Universal en cuanto a su disputa con Apple, lo que le ha dado un poco mas de capacidad de negociación al permitir junto con EMI que las canciones en Amazon sean sin DRM. Tiene un portafolio de 3.4 millones de canciones, y el precio de las canciones es de entre $.89 y $.99, y los cd’s entre $5.99 y $9.99.

QTRAX: Un servicio de P2P legal, que se anunció con bombos y platillos este año, cuando al día siguiente las cuatro majors anunciaban que no tenían acuerdos con ellos…. La pifiada del año. Es un modelo de negocio interesante, que pagaría 0.66 por dólar que ingresa por publicidad a las disqueras (mas o menos lo mismo que ofrece Apple). El gran problema: tiene DRM, y las canciones no se oirían en un Ipod. Vamos a ver que pasa con este servicio…

SPIRALFROG: es un modelo de negocio diferente, las descargas de la música son gratis para el usuario y se basa en las entradas publicitarias. Empezó en Septiembre de 2007, y desde sus inicios ha tratado de llegar a acuerdos con las Majors, cosa que ha logrado con algunas (como Sony). A diciembre de 2007, su catalogo era de un millón de canciones. Además, no es compatible con Apple ni Zune.
A la fecha, no ha logrado el punto de equilibrio, y se mantiene del capital aportado por los inversionistas.

DEEZER: Este sitio es de propiedad de Blogmusik, una empesa francesa. El gran hit: totalmente gratis, canciones completas, pagado totalmente por publicidad. Una muy buena interfase, muy recomendado!

LASTFM: En este famosísimo sitio de Internet, después de haber llegado a un acuerdo con las majors y varias disqueras independientes, el 23 de enero de este año se anunció un nuevo servicio: se pueden oír canciones y discos completos (vía streaming) gratis hasta tres veces, momento desde el cual habrá un precio de suscripción (por el momento disponible solo en Estados Unidos, UK, y Alemania).

Lo que más me interesa, es que además de pagarle a las sociedades de gestión de derechos, a los artistas que no estén vinculados a alguna se les pagará directamente por cada canción reproducida. Todo, pagado con publicidad de la página (entrar acá para mas información).

IMEEM: Es una comunidad virtual donde se puede subir y compartir contenidos (via streaming), que solo se oirán por IMEEM. Sin embargo, le da la opción al usuario de comprar canciones a través de Amazon y Itunes. Es bien interesante porque tiene acuerdos con todas las majors, y no solo es de música, sino de videos. Su modelo, si llegar a tener negociaciones con todos los proveedores de contenido importantes, podría servir bastante, pues al ser un servicio basado en publicidad, los contenidos de calidad atraen mas usuarios, habiendo una mejor base de potenciales clientes cualificados. Hay que aclarar que algunas canciones tiene una duración de solo 30 segundos, depende de la negociación con las disqueras (en ese caso las disqueras usan Imeen como un medio de publicidad principalmente).

Estos modelos de negocio (hay aún más similares a los ya vistos, como Rhapsody, Napster, o eMusic), tienen que combatir con un problema cultural muy fuerte: las nuevas generaciones creen que lo que está en Internet es gratis, y esto se ve reflejado aún mas en la cultura del P2P. Hay que hacer enormes esfuerzos tanto educativos como legales para tratar de combatir esta “cultura de la red”.

Otro de los cambios mas interesantes es la relación del artista con su música: Internet ha servido para validar la expresión “música popular”. En efecto, páginas como myspace y youtube han multiplicado la capacidad de difusión totalmente gratis, a millones de personas.

Otros, por lo general que ya tienen una reputación ganada y por tanto una base de fans consolidada, han decidido sacar sencillos o álbumes enteros a través de Internet (por ejemplo, In Rainbows de Radiohead, cuyo éxito o fracaso de su distribución por ese medio sigue discutiéndose).

Al respecto quiero resaltar algo que para mi es lo más importante: el artista. Sin el no hay negocio. Por lo tanto, hay que darle lo que se merece: incentivar que las entidades de gestión de derechos sean eficientes en el entorno digital, pero a unos precios razonables para el usuario del servicio teniendo en cuenta el entorno en el que nos encontramos El negocio para el artista nuevamente está en los conciertos. Y para eso, Internet es su mejor aliado para darse a conocer y crear una base de fans importante.

Pero lo cierto es que el modelo tradicional está mandado a recoger. Las grandes disqueras deben cambiar su plan de negocio, centrandose, ademas de ser o bien proveedores de música a terceros, o bien tener sus propias paginas de Internet de distribución digital, en ser firmas de promoción y mercadeo de artistas y conciertos (como lo está empezando a hacer Sony). Sin embargo, se están quedando sin el dinero suficiente para realizar los cambios en las condiciones que lo pudieron haber hecho hace unos años.

Universal, la mayor disquera del mundo, llegó a un acuerdo con Nokia en Diciembre del 2007 para proveer de música unos dispositivos móviles que saldrán al mercado este año. El programa, llamado “Comes With Music” permitirá, al adquirir un celular (móvil), una suscripción por un año para bajar toda la música que quiera y tenerla en el dispositivo y en el computador. Claro está, vendría con DRM. Universal ganaría un porcentaje de la venta del dispositivo. Habría que ver en cuanto sale el aparato, teniendo en cuenta la existencia de un tercero en la operación, a saber, el operador de la red.

Desde los 70’s las majors mandaban, tenían el poder de negociación y la cadena de valor del negocio a sus pies. Lo que estamos viendo es la democratización de la música, ya sea por los propios artistas, o nuevos emprendedores, a la larga a beneficio del oyente. Llegó la hora del cambio, un cambio de formatos, de estrategia, de negocio. Y mientras tanto, a disfrutar de millones de canciones!!!

No comments:

Post a Comment